La hipnosis

 

Nadie sabe con certeza los orígenes de la hipnosis.

Desde los albores de la historia existen muchos indicios de que los hombres de todas las culturas utilizaban procedimientos hipnóticos con fines curativos; entre ellos, el alivio del dolor.

Los estados de “trance” están descritos desde muy antiguo. Los antiguos pueblos como los mayas, los aztecas, los persas, los griegos y los egipcios utilizaban la hipnosis como medio de curación. Los sacerdotes o brujos provocaban un estado llamado “sueño mágico” a través de la imposición de las manos o rituales caracterizados por cantos y bailes con un ritmo monótono.

La hipnosis ha sido utilizada desde hace mucho tiempo por la humanidad. Los egipcios hace unos 3.500 años la llamaban la cura del sueño. Tanto en Babilonia como en Grecia y también en Egipto era la empleada con distintos fines médicos.

Es a partir del siglo XVIII cuando comienza a ser utilizada de forma abierta, a raíz del descubrimiento del “magnetismo animal”, por Franz Anton Mesmer. Mesmer fue el precursor de la hipnosis en el siglo XVIII.

La hipnosis, tal como hoy la conocemos, empezó hace dos siglos en Francia. La palabra “hipnosis” (de una palabra griega, “hypnos” que significa sueño) fue definida por James Braid en 1843.

Aquí podrán descubrir todo sobre la hipnosis; su historia, anécdotas, estudios y mucho más…

Anuncios